«No queremos cárcel en nuestro barrio», «No vamos a bajar los brazos», y «Amamos nuestro barrio», algunas de las frases con las que vecinos del barrio El Cementerio repitieron este mediodía frente a la municipalidad. Se juntaron con el secretario de Gobierno pero no se fueron satisfechos.

Un nutrido grupo de vecinos se manifestó este lunes frente al palacio municipal, ante la inminente construcción de una alcaidía en el barrio El Cementerio. La idea fue aprobada por unanimidad dentro del Concejo Deliberante en el mes de junio, con el voto positivo de los 23 ediles presentes.

El sábado anterior ya se habían juntado en su barrio y el viernes hubo una reunión con funcionarios municipales. “Se dijo lo mismo que en la reunión de la UGC 25, en concreto, nada. Dijeron que ellos lo van a estudiar”, manifestó una de las vecinas culminada la charla con el secretario de Gobierno Javier Rehl.

Presentaron tres petitorios, pero adelantaron que continuarán levantando firmas. Tampoco se descarta algún recurso de amparo. “Hay cosas que no sabemos cómo hacer, no tenemos soporte legal, hablaremos con abogados amigos, no vamos a bajar los brazos”, añadió otro de los vecinos, micrófono en mano, en la esquina de Asborno y Estrada.

En diciembre pasado, desde la comuna anunciaron que “la nueva alcaidía estará ubicada en un predio de una hectárea y media, lindero con el cementerio de Belén de Escobar, y funcionará bajo la órbita del Servicio Penitenciario. Tendrá un tamaño entre cuatro y cinco veces menor que al de una cárcel y no alojará delincuentes que cumplen condenas porque se trata de un espacio de detención transitoria. Será un edificio moderno que garantice las buenas condiciones en las que trabajan los empleados, el cuidado necesario de los internos y de sus familiares que los visite”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *