Luego surgió la idea de conformar un grupo de teatro y así fue como se creó el Cuadro Filodramático del Centro Criollo “La Oración”. Por Alfredo Melidore (*).

Según referencias fidedignas, que constan en nuestro poder, sabemos que el día 1º. de mayo de 1917, se fundó el legendario Centro Criollo “La Oración”, que lo conformaron un grupo de muchachos -vecinos de Escobar- , quienes armaban sobre una chata de cuatro ruedas, unas pintorescas carrozas, donde se representaban escenas de neto corte gauchesco, para participar anualmente en los recordados corsos de tenían lugar en este pueblo.

Muchas veces, los jóvenes integrantes de ese nucleamiento fueron premiados por sus creativas representaciones.

Esto hizo que, al poco tiempo, surgiera la idea de conformar un grupo de teatro y así fue como se creó el Cuadro Filodramático del Centro Criollo “La Oración” – el primer nucleamiento teatral en la historia del paraje -.

La dirección de este pionero grupo teatral, fue ejercida por el joven aficionado, Tomás Guida (1889-1968) , quien también se desempeñaba como actor; completándose el elenco con los siguientes nombres: Vicente Stigliani, Pedro Vezza, Gilberto De Franco, Emilio Melidore, Julio Cappello, Pascual Dematteo, Argentino Torres, Juan Carrano, Pascual Gugliotella, Félix Gioia, Cesáreo Cesari y Luis Baglivo, entre otros.

Los roles femeninos eran cubiertos por actrices profesionales, contratadas para tal fin en la Capital Federal, ya que, por esos años, de principios del siglo pasado, no era bien visto, en las tradicionales familias del paraje, que jóvenes muchachas de la localidad actuaran en obras de teatro.

Las representaciones, o como se decía por entonces “las veladas teatrales”, se publicitaban mediante afiches ( ver programa de 1918 ) que se pegaban en las esquinas, o que se colocaban en el interior de los comercios más concurridos del pueblo.

Además, el día de la representación, se lanzaban bombas de estruendo, frente al teatro, que anunciaban desde la tarde el espectáculo que se iba a realizar por la noche.

Las mencionadas veladas, por lo general, se efectuaban a beneficio de alguna entidad social de la zona, lo que hacía que se contara con una masiva asistencia del vecindario.

El lugar obligado para las representaciones, era la única sala de espectáculos que tenía Escobar, la que pertenecía a la legendaria Sociedad “Italia” de Socorros Mutuos, calle General Mitre 451. Actualmente cine y teatro Municipal.

El éxito que logró por esos años este grupo teatral hizo que, en varias ocasiones, la capacidad del mencionado recinto se viera desbordada por la extraordinaria concurrencia que convocaba.

(*) historiandoescobar@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *